Ecodome-Admin

casas ecológicas

615 842 434

info@ecodome.es

Cómo elegir terreno

Para poder empezar a construir tu casa, lo primero es elegir el terreno. Y no vale cualquier terreno.

Es una de las decisiones más importantes, y sin embargo se suele tomar a la ligera y de manera descuidada, cometiendo así grandes fallos que puedes traer consecuencias negativas.

Para intentar evitar que esto ocurra intentaré resumir los puntos más importantes a tener en cuenta:

 

1. Intención

Es imprescindible pensar en el objetivo de la vivienda/construcción:

  • ¿Es para habitarla tú?
  • ¿Es para vender, alquilar?
  • ¿Es para un negocio, centro de terapias, restaurante…?

Y dependiendo de la respuesta habrá que valorar cuáles son las necesidades de la persona que la vaya a habitar.

  • ¿Quieres que esté cerca de la ciudad o más bien en el campo?
  • ¿Tiene que ser muy accesible y visible o discreto?

 

2. Infraestructuras

La construcción de una vivienda, al igual que para poder habitarla luego, requiere de unas buenas infraestructuras. Será importante por lo tanto asegurarse de que puedan llegar las instalaciones de electricidad, abastecimiento de agua, vía telefónica, alumbrado público, alcantarillado, gas, etc..

Si ya están instaladas evitaremos tener que tender nuevas líneas y así ahorrar además de colaborar en el cuidado del medio ambiente.

 

3. Ubicación

Otra cosa que deberemos tener clara es la ubicación. En primer lugar volveremos a pensar en la intención del proyecto y nos enfocaremos en la ubicación perfecta que necesitaríamos (campo, ciudad, pueblo.. ¿qué ciudad, qué pueblo..?)

Otro dato a tener en cuenta es la seguridad del sitio. ¿Hay mucha delincuencia?, ¿es una urbanización abierta/cerrada?…

En caso de estar en un sitio urbanizado habrá que considerar el estado de conservación de los edificios adyacentes. En caso de ser muy antiguos supondría un gasto extra a la hora de construir y evitar el posible derrumbamiento del otro muro sobre nuestra casa.

También será importante tener en cuenta la cercanía de hospitales, supermercados, colegios etc…

 

4. Accesibilidad

Además de la ubicación, hay que tener en cuenta la accesibilidad.

En primer lugar, para una obra se necesitan camiones medianos para traer el material, probablemente se necesite instalar contenedores, cortar alguna calle en momentos esporádicos etc.

Por otro lado, también habrá que tenerla en cuenta a largo plazo. En caso de incendio, accidente o cualquier momento de emergencia es indispensable cierta distancia de maniobra ya que ambulancias, bomberos y demás son más grandes que un turismo.

Aquí tenéis una imagen con las medidas necesarias para que la vivienda sea accesible a esos vehículos.

 

maniobras

 

5. Espacios a evitar

Para minimizar los riesgos, INFÓRMATE. No dudes nunca en solicitar toda la información posible de la parcela al ayuntamiento, preguntar a gente de la zona, etc. Nadie sabrá contarte mejor sobre la zona que los propios lugareños.

Aquí tenemos, entre otros, algunos espacios que recomendamos evitar:

  • Líneas de alta tensión.
  • Antenas de telefonía móvil.
  • Autovías / vías de tren.
  • Antiguas bodegas / vertederos / placas de agua subterránea cerca de la superficie.
  • Cerca de Iglesias, Ayuntamientos o centros de pueblo (aumenta considerablemente el precio del terreno).

 

6. Forma y orientación

Este punto suele tenerse más en cuenta, pero no viene mal recordarlo.

La forma ideal para una parcela sería cuadrada y lo más exterior posible. Respeto a la pendiente y regularidad, a diferencia de lo que mucha gente piensa, no importa ya que permite la construcción de casas semienterradas, las cuáles se benefician de muchas ventajas. Cuantos más edificios la rodeen, menos luz podrá entrar y más condicionados estaremos al diseñar la vivienda.

En cuanto a la orientación, se recomienda tener aperturas al Sur y al Norte para poder instalar ahí las ventanas, puertas etc, siendo las direcciones donde la iluminación solar es más estable.

En la medida de lo posible, lo ideal sería poder realizar varias visitas al terreno en un mismo día, o incluso repetir la operación en distintas estaciones, para conocer realmente las particularidades de éste (lluvias, nieve, sol, viento).

 

7. Topografía y estudio geotécnico

Estos dos análisis del terreno son fundamentales ya que nos ayudan, por un lado, a ahorrar mucho dinero en movimiento de tierras, y por otro, a conocer cómo es el terreno donde va a construirse la casa y ayudarnos a tomar decisiones muy importantes sobre la cimentación o la ubicación de la misma.

Nos permitirá también evitar graves problemas técnicos provocados por ejemplo, por la aparición de diferentes tipos de tierras o rocas en la parcela.


Envía https%3A%2F%2Fwww.ecodome.es%2Fcomo-elegir-terreno%2F por email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.